Cómo armar un buen equipo

El emprendimiento no es cosa de una sola persona. Aunque mucho de los grandes ejemplos de emprendimiento, muestran un solo nombre en sus portadas, lo cierto es que detrás de ese gran líder es muy probable que existiera un equipo muy bien formado que le permitió llevar a cabo su modelo de negocio. Es por ello que es importante armar un buen equipo cuando se tiene una buena idea, pues mientras más manos existan para trabajar, más cosas se podrán hacer.

Equipo multidisciplinario

No hay que olvidar que la idea tampoco es tener a un montón de gente por tenerla solo porque se quiere aparentar que se tiene un negocio grande, la idea es tener la menor cantidad de integrantes pero la mínima necesaria para poder funcionar bien como equipo y para ello el principal requisito es que sea multidisciplinario.

Aunque la idea puede ser de uno solo, contar con un equipo donde cada uno de sus miembros se especializa en un área en concreto ayuda mucho a la hora de tomar decisiones y evaluar desde distintos puntos de vista la idea de negocio. Casarse con un solo punto de vista y personal que maneje una sola área solo porque se considera que la diversidad no es necesaria suele traer problemas cuando se avanza en la organización y si no se nota en sus inicios, cuando esté más madura la organización se notará que faltan miembros que dominen otras áreas.

No busques amigos

De los grandes equipos pueden nacer grandes amistades, pero ello no quiere decir que se pueda dar de la manera inversa. Escoger a tus mejores amigos para iniciar un negocio no siempre puede traer resultados positivos, hay que recordar que la amistad y los negocios son dos cosas completamente diferentes y se debe tener la madurez para saber esto y evitar cualquier tipo de confrontación.