Emprender en tiempos de crisis

Las razones para emprender un negocio casi siempre se encuentran en el sistema tradicional de empleo que muchos consideran como esclavizante: una empresa te contrata y, de acuerdo a tus conocimientos y habilidades, te remunera. Muchas veces el salario básico no alcanza a cubrir los gastos del día a día. Existen muchas opciones para mejorar los ingresos aunque la economía mundial esté constantemente en la cuerda floja, entre ellas emprender en tiempos de crisis.

Oportunidades en la crisis

Muchos consideran que los problemas en el mercado o en la economía son un riesgo para las inversiones, pero siempre se consigue un camino y una solución para no perder los ahorros o poner la situación personal y familiar en riesgo. Emprender en tiempo de crisis es ideal porque se crean muchas oportunidades de negocios. Aquí las necesidades insatisfechas de las personas brindan una visión en cuanto a los servicios que se pueden crear.

En el mundo actual el campo laboral se amplió notablemente con la introducción de la era digital. En este sentido los más jóvenes son quienes más se han adentrado en el emprendimiento. Cada día solicitan más programadores y creadores de contenido para las redes, por otra parte, el social marketing ha invadido muchas áreas en el mercado desplazando de a poco la antigua y tradicional forma de empleo.

Emprender en tiempos de crisis puede parecer una locura, sobre todo cuando se piensa en la inversión, en el desarrollo del negocio y la remuneración. Sin embargo, cuando se analizan las consecuencias de la industrialización del campo laboral, los beneficios pueden ser más que una remuneración cada quince días o un monto mensual de lo que una empresa considera que vale el trabajo o el conocimiento de una persona. “En tiempos de crisis unos lloran y otros venden pañuelos”.

Cómo invertir si no tengo dinero

Para emprender un negocio siempre es necesaria un inversión, que dependiendo del tipo de negocio será mayor o menor. Puede ser que se necesite realizar una gran inversión para realizar empezar un negocio tradicional, sin embargo si estas pensando en iniciar tu propio proyecto en Internet, probablemente puedes empezar con una inversión bastante menor.

Si necesitas un poco de dinero para empezar un tu negocio, puede solicitar un pequeño crédito que te permita empezar con buen pie. Existen empresas como Wonga que están especializadas en ofrecer este tipo de mini créditos que pueden ayudarte si necesitas un pequeño empujón.

Dejar un comentario